Nuestra historia

Así comenzó

En mayo de 1938 llegaron desde Salta los misioneros Jaime y Anita Taylor y comenzaron una nueva obra, la actual Iglesia de los Libres, en su propio domicilio en calle Clark y Huarpes de la 5TA  sección en la Ciudad de Mendoza.

Durante 26 años funcionaría allí la iglesia. Don Jaime fue un hombre visionario y amante de la unidad del pueblo de Dios.

Comenzó con las primeras reuniones en el Cerro de la Gloria para celebrar el día de Resurrección junto con otras iglesias hermanas.

En el año 1951 comenzaría la primera reunión de uno de los anexos en Villa del Parque y que posteriormente, en el año 1953, se reuniría en un pequeño salón propio donado por una familia.

“El mundo es una oportunidad para servir y no un riesgo para evitar”

Mientras ya había perdido un nuevo anexo en Mayor Drumond de Luján, el 4 de diciembre del año 1967 se inauguró el nuevo templo en la calle Emilio Jofré 32 de la ciudad de Mendoza.

El ministerio carcelario y la obra en los hospitales iniciados por Don Jaime fue dejando su huella en acciones más profundas hacia la comunidad.

La Iglesia comenzó un ministerio evangelístico musical por medio del coro que viajó por varios escenarios de la Argentina y estuvo presente en radios, televisión y teatros de nuestro medio.

En ese mismo tiempo comienza una tarea de extensión en algunos barrios por medio de reuniones en hogares. El crecimiento en algunos de ellos fue tan notorio que algunos años más tarde darían nacimiento a la formación de dos iglesias: La Iglesia Vida Nueva en Dorrego Guaymallén y la iglesia Libres Auditorio Cristiano en Pedro Molina del mismo departamento.

“Hacemos énfasis en el estudio de la Biblia como principal fuente de autoridad”

En el año 1988 nuestro pastor fundador, don Jaime Taylor parte a la presencia del Señor.

 

Durante algunos años, el Consejo de Ancianos quedaría a cargo de la tarea de conducción bajo la coordinación de Juan Carlos Gervilla, quien en octubre de 1994 es reconocido como pastor de la Iglesia de los Libres y junto al equipo pastoral presidiría la congregación hasta la actualidad.

Se avecinaba un gran desafío: después de 28 años en la calle Emilio Jofré, la congregación se trasladaría a los galpones de la calle Roca y Perú. 

El 6 de marzo de 1995 tuvimos nuestro primer culto, aún con el ruido de una feria que funcionaba simultáneamente para vender una gran cantidad de donaciones generosas que había hecho la congregación para lograr pagar el lugar. 

Las tareas de compromiso social fueron incrementándose especialmente a través de la Fundación Alas y varios otros ministerios de impacto comunitario.

“Creemos en la unidad con todo el pueblo de Dios aún en medio de la diversidad”

En el año 1997 se decidió darle un nombre a nuestra comunidad de fe que hasta ese entonces era conocida como “la iglesia del galpón”. Es así, que con un consenso general, se la llamó Iglesia de los Libres, una iglesia cristiana y evangélica.

En el año 2002, el Consejo de Ancianos decide una estrategia importante de organización y desarrollo, a través del cumplimiento equilibrado de cinco objetivos: ADORACIÓN, COMUNIÓN, SERVICIO, EVANGELISMO Y MADUREZ.

Ese mismo año comienzan los Grupos de Crecimiento como estrategia de cuidado y crecimiento de toda la comunidad.

En el año 2006 se reestructuraría la Escuela Dominical en un encuentro de horario simultáneo denominado Iglesia para Niños (IPN) y continuaríamos con los ministerios para jóvenes, adolescentes y preadolescentes, a través de actividades especiales y campañas.

La iglesia debe vivir como una comunidad dinámica y como la familia de Dios, no como una organización estructurada

En el año 2014 se dio inicio a una nueva iglesia hija denominada C3 (Comunidad Cristiana de la Ciudad) que funciona también en forma independiente en pleno corazón de la ciudad de Mendoza.

En el año 2017 comienza una nueva iglesia denominada Iglesia Angular con líderes de la Iglesia de los Libres y de la Iglesia de C3.

En el año 2019 dos nuevas congregaciones se iniciaron: Comunidad Cristiana El Encuentro y Comunidad Cristiana Gracia Suficiente.

En cada una de las nuevas iglesias, el nombre de nuestro Señor Jesucristo es levantado a cada momento. Mantenemos una fluída comunión con todas ellas especialmente desde su liderazgo.

Actualmente hemos dado un gran avance en nuestra visión misionera, por lo que estamos involucrados en misiones inter-denominacionales y transculturales. Pero la fidelidad de Dios es tan grande que estamos trabajando en la preparación de nuestros propios misioneros enviados desde nuestra propia casa hacia el mundo.